Samana's Dream

En Samaná los delfines sonríen a la hora propicia,

miles de ojos y lentes de cámaras nikon, kodak, sony,
se aprestan a documentar la rareza.
En el malecón, dos ciguas juegan al tira y jala,
luego vuelan a lo alto de un cerro,
se posan encima de un cocotero que zigzaguea,
se persigna reverente al viento del sur.
Sin embargo, no hay cámara ni nadie allí
para registrar esas efemérides.

En Samaná hay decenas de hoteles de cinco estrellas,
otros de solo una, para consumo de nativos,
camioneros, visitantes pobres.

 "En Samaná no hay moteles.
Al parecer, el sexo aquí es  tabú ".
Al menos eso me sugiere en acentuado inglés,
un biólogo marino sueco que vino a indagar sobre
"A rare albino bottlenose dolphin",
que se sospecha ha cruzado el canal de la mona
y sobrevive precariamente en estas aguas.

Hoy el cielo ha querido juntar todas las nubes en su alforja,
y no ha dado señales de mejorar el ánimo.
Pero los turistas bailan, sonríen, se alegran de holgazanear
en el maravilloso paraíso de los pobres.

Desde Cayo Levantado llega al muelle
un navío cargado de turistas longevos,
blancos, alemanes, franceses, americanos.
Rostros bronceados, visiblemente alegres de vivir el 'dominican dream'.
Un 'dominican dream' sobre el cual ignoran muchas cosas.
Ignoran que centurias atrás sólo indígenas
nacían, comían, se reproducían
y se bañaban inocentes y desnudos en esta exótica bahía.
Ignoran, sobre todo, que a la misma hora
de su desembarco a tierra, no lejos de allí,
en la iglesia metodista empotrada
en el promontorio cercano al muelle,
el reverendo Samuel Johnson,
(un pastor negro-rodeado de feligreses negros)
habla de la Fiesta de Harvest en perfecto inglés.

©Joel Regalado. 2010.
Sunday, May 13, 2018

"La vida es una maleta vacía: Sublimación del Arte Pop en poemas de Sussy Santana."

“Nunca hay que subestimar al lector”, dice Nicanor Parra, y con ello recalca la idea de una poesía sujeta a la consideración del lector, en donde ese lector se identifica plenamente con el poema y llega a considerarlo como  si fuese generado, escrito, protagonizado por él.  «Cuando uno escribe, el lector es uno», argumenta del otro lado Borges, proponiendo que todo poeta escribe de  sus secretas o publicas preocupaciones, aunque la verdadera creación ocurre cuando el lector entra en acción y lee e interpreta a su manera  el texto,  y completa el hecho estético.   Desde España, Luis García Montero propone “que los protagonistas del poema no sean héroes, profetas expresivos, sino personas normales”,y también dice “frente a la épica de los héroes o el fin de la historia, prefiero la poesía de los seres normales”.   Habla, por supuesto de una poesía realista de índole urbana, sin especificar el grado de antagonismo o complicidad que pueda manejar el poeta.


Atrevámonos a poner algunos limites necesarios:  En la poesía urbana, el radio de acción es generado por la gente común y sencilla, pero también la que genera poder, mueve los ejes de la gran carreta del orden cotidiano  y labra el destino de las ciudades.  En la poesía urbana el lector es parte del poema, el lector participa, reafirma  e interpreta el poema.   La poesía urbana no es pintoresquismo ni una mera descripción de la realidad, el objetivo es transgredir dicha  realidad, convulsionarla, al enfocar límites, desenmascarar mitos y deshacer espejismos de esa realidad.  No en vano algunos la relacionan a la poesía-compromiso, que nos parece un quehacer auténtico , pero la urbana va mas allá de la simple denuncia panfletaria, como lo expresara Belen Gopegui: “Si el arte solo critica, si solo se ocupa de desvelar, ya sea directa o irónicamente, si renuncia a la afirmación y a proponer alternativas, no es lucha sino lamento.” 

La poesía de Sussy Santana es más que un lamento o colección de escenas nostálgicas, mas que  postalitas de jocosidad sociológica buenas para llamar la atención y provocar hilaridad, sus versos van mas allá del compromiso  social con el arte.  Examimenos esas otras cualidades:

I
Concubinato con el Logos
Aun hoy día, es un reto ser algo mas que una mujer.   Como ya dijo Rosa Rodríguez Magda (1994:159),  el "tomar la palabra y ser mujer es cumplir una requisitoria de traiciones, descender a un anónimo concubinato con el Logos", de lo que se trata es de tener voz y hacerla relevante en esta época transmoderna que transita desde el "Factum" hacia el "Fictum", de lo real hacia el virtualismo digital.  Cuando digo mujer,  digo Sussy quien construye crónicas de los peregrinos latinoamericanos de estas ultimas décadas, lo hace blandiendo su espada de cartón piedra tricolor, con la palabra mangú a flor de labios, con el pelo ensartado en rolos , montada en un motoconcho , vestida con un traje de retazos tan disímiles como los recuerdos que bullen en la memoria.  Sussy  es “perfomadora”, actriz protagonista en tablas, desde su cuartel del trío "las Tenoras", activista comunitaria,  mujer creativa y constructora de puentes para el mejoramiento y promoción de su  cultura.   Entre todas estas actividades, sin embargo, resalta  su voz poética., pero una voz que se interna en la realidad de los "sin nombre",  los que “solo son número para las estadísticas”, los  "que no tienen quien les escriba".

II
Estructura formal que sirve de soporte al hecho estético.
Ray Andujar,  en un reciente artículo publicado en el Listín Diario, encuentra originalidad, estructura formal,  y luminosidad en la poesía de Sussy.   Los dos primeros adjetivos pudiesen ser considerados de percepción personal, pero el de "estructura formal" se nos ocurre el calificativo mas encomiable  y ambicioso que pueda atribuirse a la poeta  Estructura formal en este caso implica el uso de elementos tradicionales y modernos que ayuden a determinar el hecho estético.  Es decir, debajo de todas las maromas lingüísticas contenidas en un texto, en el encuentro del lector con la luminosidad y la originalidad del autor, debe existir cierto criterio formal, una estructura de peso que auspicie y soporte el goce estético,

III
La ciudad con  todos sus elementos,  protagonizan el hecho estético.
Como decía Lorca: “No es el infierno, es la calle. / No es la muerte, es la tienda de frutas".   Lorca apostaba en su poesía y en la vida real por "la comprensión simpática del gitano, del negro, del judío, del morisco, que todos llevamos dentro.”   Y esa misma visión se halla entintada en cada verso de  de Sussy."  Cito un ejemplo.   El poema "Morir en Nueva York",  habla de lo que experimenta un inmigrante al vivir en esa ciudad,  cada estrofa comienza con el estribillo:   "La vida es una maleta vacía".  Esta declaración no es la  de un sujeto que observa o ve, sino de alguien  que sufre y padece  en carne propia cuanto  dice y relata, de ese modo el mensaje llega como el del protagonista real.

Vuelve Lorca a dar otro jalón de orejas a los que hacen poesía:   ''La poesía es algo que anda por las calles. Que se mueve, que pasa a nuestro lado. Todas las cosas tienen su misterio, y la poesía es el misterio que tienen todas las cosas. Se pasa junto a un hombre, se mira a una mujer, se adivina la marcha oblicua de un perro, y en cada uno de estos objetos humanos está la poesía.”
Las palabras de Lorca hallan perfecto eco en otro verso del poema:

"Morir en Nueva York
Revivir en una recolecta de cheques de Welfare".

Estos versos expresan el desborde coloquial en la parafernalia del guetto  sacan a la periferia "el misterio que tienen todas las cosas".  El engranaje social y sus irónicas consecuencias.

IV
El poeta no defiende ideologías, sino ideas.
Ya lo dijimos en otra cronica sobre Sussy:  "El poeta es un concientizador, habla y remite a la conciencia colectiva de sus lectores, pero sin ser panfletario ni partidista, el concientizador no defiende ideologías, aposta por ideas, el poeta o el artista no tienen vínculos con la propaganda y mucho menos con la versión más moderna e insidiosa de esa propaganda:las relaciones públicas". Repetimos: El poeta no es un agitador, sino un concientizador.  La manera en que la poesía de SS se diferencia de otros poetas urbanos es que en el texto de muchos lo común denominador es el pintoresquismo, la caricatura, el folclore, un realismo para divertir y entretiener per se, pero a su vez queda el poema se queda en la periferia sin qmovernos o sacudirnos.  El realismo en Santana es un pellizquito a la conciencia, un constante manejo de la ironía y la sátira sin caer en el caricaturismo ingenuo.    

Con un acertado uso del bilingüismo, la poeta construye los versos de “Working Overtime” y en ellos desmitifica el ideal de paraíso o tierra prometida : 
"Working overtime en la factoría
Gluing earrings to decorate selective hearings
Working for my couch and my maletas
Microwaving my dreams from 6:00 a.m. to 10:00 p.m.
Wishing dollars will grow out of my mangú as I was promised"                

V
Arte pop: anécdota, slogan, arengas.  
La poesía de Susy Santana se nutre de lo coloquial y cotidiano, el verso directo, la simbología pop que evoca el mensaje de los pósters, los slogans, el corte abrupto, la sacudida, el Spleen que sacude y aparta.  La poeta desestima, como Borges  esos "fáciles pretextos para la retórica palabrera"  y  cancela el yo lírico, el tono y confesional para dejar fluir un verso oral, transparente, desnudo, verso que conecte lo trivial con lo satírico, la ironía con la arenga barrial, la anécdota con el simbolismo, mientras allá en el” background” un dejo de tristeza, de nostalgia y desenfado salvan estos  versos de la banalización y el orillaje. De lo que se trata es de vapulear el poema, hacerlo integro y honesto, para salvarlo de la intrascendencia.  El verso Enmiendas, basado en una frase de Andre Breton (“Ajeno a toda preocupación estética o moral."), tipifica el estilo contestatario de la poeta:

“Enmiendas
Tengo 30 cordones ensangrentados
Tengo 12 recuerdos perturbados
Tengo  4 cadenas
Tengo  8
Tengo  4
Tengo  8
y quiero más

Tengo torres
Tengo muros
Tengo un desayuno de varilla condimentada
Tengo un cuadro surrealista
"Ajeno a toda preocupación estética o moral."*
*Breton”

VI
Spleen repetitvo.
Del arte pop, Sussy hace uso frecuente de la "técnica de repetición".  Como nos explica Krystina Mazur, la repetición ayuda a la unificación, la asociación, la ornamentación y el énfasis de los elementos del poema.  "La repetición de una frase puede enfatizar el desarrollo o el cambio por vía de contraste en las palabras que siguen idénticas frases."  No obstante se necesita un criterio muy agudo y sabio para usar la repetición con resultados óptimos, sin atrofiar el poema.  Deborah Tannen lllama el recurso de la repetición "un aspecto esencial del lenguaje poético", porque "la discontinuidad que esta produce es paralela a los efectos producidos por la linea poética."  Pedro Mir usa la repetición con destreza en la elegía "Hay un país en el mundo" y  provee un sintáctico paralelismo  con efectos encantatorios en la continuidad del poema.  Ese mismo recurso es utilizado por Sussy, con carácter disruptivo y de reafirmación, en los siguuientes versos:

"José dishwasher
José landscaper
José lives across from your house
José is just as afraid of you as you are of him"

(Simple Sentences for the English Learner)

y también:

"Oh! But what a discovery
Now I know about Los Congos
Now I know about Liborio
Now I know that is okay to be myself
Degreñá"      (Discovery)

A base de una estructura circular estos versos confunden tiempo y acción hasta atrapar al lector en el contexto en el que se exponen las ideas,  no es una mera aliteración efectista, la idea es mostrar un movimiento continuo de regresión y reafirmación  para producir el shock reactivo.

VI
Urbanismo poético: flaneur, voyeur, turista, "poeta en la ciudad o la ciudad en el poeta".
Hay dos maneras de representar lo urbano en la poesía y las dos tienen que que ver con el clásico concepto del Flaneur.  Baudeliere se reconoce como el primer poeta Flaneur,  el status es reconfirmado luego por Walter Benjamin quien amplia el concepto.   Flaneur es el escritor paseante quien observa, ve desde afuera,  es el turista  voyeur y reacciona acorde a lo que ve.  El otro flaneurismo es mas complejo, consiste en hacer hablar a la ciudad misma, sus dicotomías y contradicciones. La primera respondería al denominado “Poeta en la ciudad”, la segunda es lo opuesto: “la ciudad en el poeta.”   Lorca se cita con frecuencia para dar ejemplo del poeta que llega de turista  y reacciona a ese entorno urbano, poetizándolo.  Otros, como Nicanor Parra poetizan desde la ciudad, la ciudad habla, respira y se hace protagonista del discurso artístico.  En la  poesía de Sussy encontramos ambas representaciones, veamos:

El “Poeta en la ciudad”, narra y describe lo que ha visto u oído, para ello citamos un fragmento del poema “Simple Sentences for the English Learner”, basado en un texto-dialogo de un personaje inmigrante típico que intenta sobrevivir en tierra extraña:

“José dishwasher
José landscaper
José lives across from your house
José is just as afraid of you as you are of him”.    

José, can you see?
Can you see José?”

Como ejemplo de "la cuidad en el poeta", sujeto activo y protagonista que habla en primera persona, Sussy dispara los siguientes versos:

“Working overtime to pay my bills
Working overtime to largarme de aquí
Working overtime to realize that 20 years have passed me by”

Conclusión.
"Los ismos pasan, el ista muere; el arte permanece." Dijo Nabokov.    Una obra poética cualquiera puede refugiarse en la fanfarria de la inmediatez para obtener sus quince minutos de fama, pero quien juega con ser popular y bien leído por las masas y con ello sacrifica la integridad y la calidad de su arte, se apresta a ofrecer un arte desechable cuyo destino es el ser reciclado irremediablemente por el zafacón del olvido.

El arte de Sussy es el arte de todos, la ciudad que grita o denuncia, el barrendero que canta y se lamenta, su voz trovadora y juglar que renuncia a la saudade personal para cantar la saudade colectiva.   La suya no es solo una simple bocanada de humo denunciatoria.  Muy abajo, en la corriente oculta de su delta poético  hay aguas que confluyen con corrientes de estructura poética formal, con elementos de peso que hacen del poema, algo mas que un pasquín o un slogan.

Leámosle, pues,  leed esta poeta, su voz no debe ser "la voz que clama en el desierto".  Es verdad, "los ismos pasan, el ista muere; el arte permanece.", y el arte de Sussy Santana, su poesia valiente e inteligente, no ha de perecer.



Bibliografía y referencia consultada.:
"Del flâneur al cibernauta", . Joaquín Llorca,  Kepes;ene-dic2011, Vol. 8 Issue 7, p229.
Del flâneur moderno al cronista urbano neobarroco, Alicia Montes, Entrelíneas Año 1 - Número 1.
Erotología de los sentidos: el flâneur y la embriaguez de la calle,  Miguel Garrido Muñoz, Pág. 177-192 Revista de Filología Románica. Anejo V 2007
Talking Voices. Repetition, Dialogue and Imagery in Conversational Discourse.  Tannen, Deborah.
Cambridge University Press, 1989
Poetry and Repetition: Walt Whitman, Wallace Stevens, John Ashbery,  Krystyna Mazur, Taylor & Francis Group, LLC, 2005.
La seducción de la diferencia. Rodríguez Magda, Rosa M. Femenino fin de siglo,Anthropos, Barcelona1994.
The poetics of personification,  JAMES J. PAXSON, © Cambridge University Press 1994.
Principles of Literary Criticism, I.A._Richards, Routledge Classics 2001.
Writing the City: Urban Visions & Literary Modernism, Desmond Harding, Taylor & Francis Books, Inc, 2003

Presentación del libro "El Tragaluz del Sótano" de Kianny Antigua, Lawrence, Massachussetts.





Quienes hemos leído sobre la vida de Kafka conocemos de cómo la escritura fue para él refugio y luz, salvavidas y bálsamo. La escritura le sirvió para trascender las trivialidades de su vida, para encontrar entre escombros y cenizas cierta redención personal y hasta existencial. No fue en vano que este célebre autor escribiera lo siguiente:

“En la escritura y solo en ella se alcanza la verdad de la vida.”

En relación a este concepto, pensemos en lo siguiente: Dios, de acuerdo al texto judío, decidió acercarse al hombre y develar un poco el misterio de la divinidad mediante el texto escrito, para ello inspiró en algunos hombres judíos, la escritura de la Biblia, libro cuya influencia en la historia no cesa ni ha de cesar. Relacionado a esa escritura sagrada el propio Jesús dijo: “Escudriñad las escrituras porque en ellas ustedes pueden llegar a tener vida.”

 Algo parecido escribió la joven poeta Española Raquel Lanseros, en uno de sus poemas:  “La verdad no está en nadie, pero acaso las palabras pudieran engendrarlas”. Y no hay género más cercano a la esencia de la vida que las historias, los relatos, la narración de hechos reales o imaginarios. El maestro de Nazaret, aquel humilde Jesucristo, a quien los cristianos identifican como enviado de Dios, decidió enseñar las verdades que traía para revelar al hombre, con el uso de historias y parábolas sencillas. Si le atribuimos su origen divino, y si consideramos la influencia que sus enseñanzas han tenido a lo largo de tantas y tantas sociedades, podemos inferir, en efecto, que hay cierto poder y magia en los cuentos. En ellos puede condensarse la verdad de la vida.

Si lo leen, (y mejor aun si lo releen) este libro de cuentos le deparará enormes placeres. Es un libro de cuentos para lectores valientes, para lectores atentos y lúcidos, para quienes la escritura no es solo grafía, signos muertos, puntos y comas en carretera de frivolidades, donde desfilen palabras bonitas y rimbombantes. No. Es un libro de cuentos admirable el que nos presenta la autora, admirable desde el punto de vista literario, por supuesto, y por varias razones de peso.   Si Ustedes me lo permiten, les hablaré brevemente de algunas.

Cuentos que se nutren de lo conocido y lo familiar y nos enfrentan al sentido cósmico de la vida y a la orfandad y el desarraigo humanos. 

Ya Horacio en aquella Epístola a los Pisones aconsejaba al escritor y a los poetas, a recrear sus obras con material conocido. Estos cuentos se alejan de lo insólito y lo imposible, se alejan de las ideas asombrosas, las epifanías, las quimeras, y se basa en esta vida cotidiana, que a muchos le pareciera aburrida. Estos cuentos trascienden esa marca, de lo posible se construye lo imposible, de lo trivial emerge lo significativo. Para hacer esto realidad, la autora hecha mano de una variedad de personajes, todos enmarcados en un drama existencial que los empuja a la tragedia, al sinsentido y a la inercia. Los personajes se mueven en medio de situaciones y escenarios conocidos. Eso sí…situaciones límite, de cara a la aproximación de un desenlace funesto y desagradable. La vida es real, tan real como estos personajes de Kianny, y esos personajes son quienes hacen la historia. En tal sentido, vemos pocas descripciones en este libro. Su autora se ha despojado del ego para escribirlo. Afuera las palabritas domingueras, el deseo irresistible de muchos jóvenes escritores a revelar en el texto cuan diestro son con las palabras, cuan rebuscado puede ser el lenguaje e inútil a la vez, y cuan efectivos son esos escritores para perder al lector en una maraña de adjetivaciones inútiles y piruetas verbales de poca monta. El referente mas conocido por los caribeños en relación a esa disciplina al escribir, lo es Juan Bosch.   Mesura, control del pulso narrativo, el no dejarse seducir por las palabras, sino que ellas sean las seducidas por el autor. En estos cuentos, nosotros, los lectores, podemos salir ganando de ese buen arreglo, o para decirlo en buen dominicano, nosotros los lectores nos sentimos capaces de “poner vela en ese entierro.” 

Sentido de Pérdida.
Por supuesto, la realidad es la realidad, los personajes cuentan su gracia y desgracia, sus torpezas y sus cavilaciones, sus diálogos y monólogos, y esto determina el total correr de las historias. Por allí desfilan neuróticos y bipolares, canallas, asesinos, atormentados, los hijos de Machepa, los desarraigados, los inmorales, los desahuciados, los padres irresponsables, la oveja negra de la familia, los desengañados bebiendo de la copa rota, los ladrones, los desprestigiados, los engatusadores. Kianny entiende, como sabe todo buen escritor, que la esencia de la buena literatura no se halla “en la comprobación de hipotéticas verdades, sino en su capacidad de interrogar, de alumbrar el misterio con su particular manera de indagarlo, de eludir los caminos convencionales del conocer y de dirigir al lector hacia “una zona de entendimiento”.(1)

Este concepto nos acerca a otra cualidad positiva en estos cuentos.

Herejía didáctica.

Un termino que utiliza primero Edgar Allan Poe, para referirse a la obra literaria despojada de moralizaciones, alejada del púlpito y la cátedra. Kianny no juzga a sus personajes, no los condena, ni los minimiza, aun cuando haga continuo uso del humor negro, y de la sátira, lo hace de forma controlada, sin pasarles la cuenta y sin ridiculizar.

Dar palabra al dolor.

El común denominador de los personajes es: Ese sentido de pérdida en cada uno de ellos, el dolor que se disimula, la tragedia oculta manifestándose en todo cuanto estos personajes dicen, piensan y hasta cuando callan. Bien lo dijo Shakespere, en Mcbeth: “Dad palabras al dolor. La desgracia que no se habla, murmura en el corazón hasta que lo quiebra.”
 Además, alguien dijo por ahí, que “el masoquismo no es una virtud, sino una deficiencia sexual’, en el caso de los personajes de Kianny, no hay masoquismo, el dolor es la herida de la vida, la herida existencial que reciben sin saber cómo y donde. Nadie se queja por ello, todos llevan su carga existencial y social, todos hacen decisiones y de cada decisión surgen consecuencias ineludibles.

Jaime Sabines, parece especificar el logro de Kianny, al pincelar los personajes de  este libro de cuentos, en la estrofa de un poema:

“He aquí la verdad: hacer las máscaras,
recitar las voces, elaborar los sueños,
Ponerse el rostro del enamorado,
la cara del que sufre,
la faz del que sonríe,
el día lunes, y el martes, y el mes de marzo
y el año de la solidaridad humana,,
y comer a las horas lo mejor que se pueda,
y dormir y ayuntar,
y seguirse entrenando ocultamente para el evento final
del que no habrá testigos.”

Recuerdan lo que dijo Kafka?   “En la escritura y solo en ella se alcanza la verdad de la vida.” Así pues, la invitación está hecha. Les convido a disfrutar de estos cuentos, al leerlos quizás logren descubrir como yo, que la buena literatura nos permite alcanzar la verdad de la vida, en todas sus contradicciones, misterios, paradojas, dolores, para dirigirnos a una zona de entendimiento. Encontrarnos con este paradigma, constituye la más dulce de las recompensas para cualquier lector.

Wednesday, July 16, 2014

Debajo del Mapa



"Pero nosotros hemos ido siempre perdiendo nuestras eternidades, dejándolas atrás a lo largo de nuestra vida, siempre con los zapatos puestos para echarnos a andar." Rafael Alberti.


"...bajo el MAPA, alrededor  y debajo de todas las huellas y en medio el amor." Pedro Mir.

"Llegas de cualquier sitio y, elegido al azar, sin MAPAS, sin señales, el otro lado esconde la sorpresa feliz y azul."  Juan Carlos Abril

"Desterrado del llanto  ahora vives en el país de fuego, sintiendo crecer los altos pinos, estudiando los MAPAS de la poesía, cuidando la exactitud de tus relojes.." Oscar Acosta.

"En la misma esquina de este viejo MAPA hay un país que añoro.
Es la patria de las manzanas, las colinas, los ríos perezosos, del vino agrio y el amor." Zbigniew Herber

Imagen - http://www.laurawills.com.au/
Thursday, January 16, 2014

Search

Popular Post

Blog Archive

Actualizaciones por Email

- Copyright © CANTARES -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -