Monday, September 10, 2012



Entre bohemios bebe la última copa. Entre poetas se araña el corazón y lo pone a duelo de cenizas. Entre piratas desenvaina la espada y corta de un tajo siete hebras de su pelo.

Entre sabios se muerde la lengua de rabia porque no tiene nada que contar, nada que decir, nada que opinar.

En las plazas pide a gritos que aparten de su frente el cáliz de la duda, la ira del cerrojo: la puerta trasera que no puede abrir cuando más lo quiere.

Al anochecer recoje el alpiste que desecharon las palomas del Parque Antares, se lo guarda con reverencia en el bolsillo izquierdo como amuleto de la buena suerte para el día después.

Suele correr sin falta todas las mañanas alrededor del mar hasta llegar al promontorio de Puerto Escondido, donde alguna vez besó a la muchacha morena del enorme lunar en la frente, la egipcia de la calle dicisiete que se mudó con sus padres a otra ciudad y jamás volvio a ver.

Le llaman Jairo, el pequeño gigante, quien una vez fue marinero y desafiaba el mar.

Search

Popular Post

Blog Archive

Actualizaciones por Email

- Copyright © CANTARES -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -