Tuesday, May 08, 2012

En el corazón del hombre subsiste la inclinación a descartar al otro como de su sangre, a verlo diferente a sí mismo, un extraño con quien no debe tener bondad ni misericordia.
Antes de Cristo la religión judía apostaba por la exclusión, 'nosotros versus los otros'. Después de Cristo, el otro, llamado también "el prójimo", se le considera hermano. Ya no hay judío, ni griego, ni romano, todos somos merecedores de la gracia divina. Las etiquetas las ponen los intereses creados, los grupos exclusivos, los privilegiados, el odio histórico. Las diferencias solo son aparentes, debajo de la piel, mas allá de la fonética del lenguaje, todos hemos sido hallados iguales. Como expresa el canto-resistencia de los indígenas Taínos ante la presencia de la muerte: Somos hermanos de sangre.

A ti que me lees en silencio, o a ti quien das muestras de aprobación o desaprobación a cualquiera de los temas y las humildes palabras que por este muro publico, a ti dirijo y dedico estos hermosos versos de Juan Carlos Mestre.

 

HABLO CONTIGO

Hablo contigo, ignoro dónde estás, hacia qué luz busca mi Ser el eco en que te escucho.

No hay usura en tu voz, yo sé que un aire limpio te respira, que algo redentor, alguna claridad que arrastra el río lleva el pensamiento tuyo.


Hablo contigo, una intacta pasión vive en tu fósforo, una única luz que no se apaga mientras la muerte fluye, mientras la muerte sufre esta palabra.


Y hablo, hablo contigo alrededor de un hueco, alrededor de mí como el que gira mutuo, como aquel que dentro de nosotros es próximo y se acerca con su haz luminoso de pureza.


Hablo ante el destino que imagina el hombre, eso de desvalido, eso de delirante y turbio hablo contigo. Y es de noche, es de noche en los dos como metal oscuro, y vemos como largamente la verdad extiende su único hilo de saliva, un único alfabeto en el rumor de todos.


Hablo contigo, oh bondad compartida de quien es silencioso, sombra de esa sombra que aletea y es vuelo de semejante elocuencia, el que escribe, el que escucha, el que lámina a lámina va enhebrando en el eco una
voz que responde, esa voz en mí mismo, la que nos alumbra y persuade desde más allá de la muerte.

Search

Popular Post

Blog Archive

Actualizaciones por Email

- Copyright © CANTARES -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -