Sunday, December 18, 2011

 
(Marc Chagal)


En uno de los poemas a los dones, Jorge Luis Borges se refería al olvido como lo que "anula o modifica el pasado''.  Benedetti por su parte, declara:   "... que el pasado es siempre una morada / pero no existe olvido capaz de demolerla".  Aunque en el poemario "El olvido está lleno de memoria", Benedetti cita a Joaquin Sabina con el estribillo:  "Mas vale que no tengas que elegir, entre el olvido y la memoria".

Sobre la incapacidad de olvidar, ahí está la Mujer de Lot de la historia bíblica, ella no resiste la tentación de volver a mirar a todo cuanto su memoria atesora,  las posesiones, los recuerdos, el pasado al cual se aferra con obstinación y por el cual queda petrificada en sal.  Resulta curioso que los escribas bíblicos decidiesen identificar aquella mujer sin su nombre real, talvez como una forma de materializar su leyenda en el anonimato, despojándola de memoria en el olvido. 

'Los trucos de la memoria", pareciera decirnos el cantor Joan Manuel Serrat para explicar la amnesia de la Penélope en su canción popular, al tejer su manto mientras espera el amor que la dejó sola un día, para  luego no reconocer el rostro de  ese amante cuando regresa por ella.  

En unos de esos web sites que almacenan información, se establece algunos parámetros simples sobre el olvido:

'Los olvidos pueden sobrevenir por:
  • Interferencia, al haber mezclado los datos en la fase de registro.
  • Por Déficit de Atención en esa misma etapa.
  • Por desuso (los recuerdos se debilitan cuando no se utilizan).
  • Por desmotivación (hay cosas que nuestro inconsciente prefiere arrinconar, no recordar, porque nos causan sufrimiento o desazón),  y,
  • Por el paso de los años."    

Se podrían agregar muchos otros factores del olvido, sobre todo si se menciona el truco de la Memoria Selectiva:  Se recuerda sólo lo que conviene, se omite lo que nos inculpa.   Algunos sugieren que para mantener la paz social es necesario olvidar y dejar las cosas como están, sin remover el pasado incómodo.   La poeta mexicana Rosario Castellanos se pronuncia en contra de este olvido cínico al decir en uno de sus poemas:

"No hurgues en los archivos pues nada consta en actas.
Más he aquí que toco una llaga: es mi memoria.
Duele, luego es verdad. Sangre con sangre
y si la llamo mía traiciono a todos.

Recuerdo, recordamos.

Ésta es nuestra manera de ayudar a que amanezca
sobre tantas conciencias mancilladas,
sobre un texto iracundo, sobre una reja abierta,
sobre el rostro amparado tras la máscara.

Recuerdo, recordemos
Hasta que la justicia se siente entre nosotros."

(Rosario Castellanos, fragmento)



Search

Popular Post

Blog Archive

Actualizaciones por Email

- Copyright © CANTARES -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -