Monday, April 05, 2010

Sé que la vida te niega a veces algo de buenaventura, no sólo a ti, a todos los que cargan a cuestas la cruz de la sensibilidad, quienes tienen " corazón de liz, alma de querube y lengua celestial",(1) y por quienes corre a cuentagotas la sangre que despierta los sueños de la indiferencia, y quienes desempolvan las páginas olvidadas de los horrores que se ignoran, (esos ires y venires de la miseria humana), y corren la mala suerte de padecer y desfallecer arrastrándose a merced del tiempo, sin bienestar posible, y sabiéndose indefensos, a "la voluntad inmisericorde de los hombres".

De mi parte, deseo una lluvia de polen y miel para tus panales cansados , y parafraseando al  trovador aquel:

"Ojalá las paredes no retengan tu ruido de camino cansado.
Ojalá que el deseo se vaya tras de tí".

Pero bien sé, como dice la poeta Nicaragüense Claribel Alegría, que con vos es inútil, pues:

"Cómo se abre la rosa
cómo se abre
y deja su corazón
desprotegido".


Y ya lo sabemos, no puedes ser de otro modo, nunca dejarás de ser Rosa. Esa rosa abierta para el bien, y a la vez desprotegida y vulnerable a la inclemencia de la vida.

Reclamo para ti, pues, ese "Corazón coraza" del que habla Benedetti. "Aunque la herida duela como dos", aunque el rocío que moja y reanima tus pétalos no llegue,(o llegue tarde), a muchos de tus amaneceres, aún así...

"En lo más profundo del fuego
tienes que defender tu vida.
Allí donde se yerguen las visiones
sólo para caer chisporroteando,
allí donde se derrumban los caballos blancos
y los dolores te tienden trampas;
en lo más profundo del fuego
donde se ataja el susurrante vuelo
y donde muere el roano caído,
en lo más profundo del fuego
tienes que defender tu vida". (KARL VENNBERG (Suecia, 1910-1995)


(1)Frase de Ruben Dario en "Los motivos del lobo".

Search

Popular Post

Blog Archive

Actualizaciones por Email

- Copyright © CANTARES -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -