Friday, November 13, 2009

A Virginia B. L.




Una escalera movible
como el deseo.
Una plaza enorme y angosta
como el cielo de los pobres.
Un café, un par de sillas.
Tú, sentada en la esquina opuesta,
armada de sonrisas,
cargada de promesas,
Hiciste de la noche,
en su octava y novena hora,
una noche feliz
que lo será siempre.

2 Responses so far.

  1. Hola, que hermoso tu espacio, yo tambien escribo, quisiera invitarte a conocer el mio. http:/poemasdelalma2.blogspot.com

  2. Gracias Jael. Bienvenida.

Search

Popular Post

Blog Archive

Actualizaciones por Email

- Copyright © CANTARES -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -