Saturday, October 10, 2009

Volver es un verbo que incluye otro verbo en la segunda sílaba: ver.  Se vuelve a la patria y renacen los ojos, se admira lo nuevo: sitios, plazas, puentes edificios. Se extraña lo ausente: los lugares hermosos que llenaron de sentido el vivir en un pasado que nos resistimos a olvidar.

Volver es renacer. Algo vuelve a circular en las venas, y no es necesariamente el calor sofocante, el sudar incesable, ni el olor a salitre del Mar Caribe.  Es la gente, la buena gente, los buenos y viejos amigos, y algunos amigos por conocer que ya forman parte de lo que amamos, gracias a la magia del internet.

Volver y ver...pero no con "la frente marchita", ni albergando falsas esperanzas. Con optimismo, con alegría de niño.

De pronto, el malecón nos parece un tanto extraño, un espacio lúgubre y muerto.  Corremos por allá y por acá, vemos edificaciones nuevas que se llevaron rinconcitos amados, rostros tristes van y vienen, gente cansada recorriendo las calles y evadiendo los miles de autos que corren sin control por todos lados.

Pero amamos este pedazo de isla. Con sus virtudes y defectos, limitaciones y ventajas.

De repente, una voz suena en el celular, la voz de un ángel, una amiga entrañable, y la tarde se torna alegre, a pesar del cielo nublado y gris. Nos aguarda el misterio. Se retarda un viejo deseo. Pero esperaremos con paciencia, a veces "lo invisible es esencial a los ojos", dice "El Principito".

El goce que se retarda es mucho más gratificante que el goce fácil, directo y fortuito.


Search

Popular Post

Blog Archive

Actualizaciones por Email

- Copyright © CANTARES -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -