Thursday, March 24, 2011




He bebido de aguas milagrosas al márgen de un rio que después ha visto morir su propio cauce. He frotado epifanías como frota el ciego su bastón cuando le sorprende un aguacero en plena calle.

He tocado la tibia sangre de aquella cruz de espinas olvidada en el rincón de los milagros. He visto la piel desnuda, casi violada por la intemperie, lavada de culpas ajenas en ritos y escapularios.

He visto vientos alisios resoplar mil ojos cíclopes saltando al precipio de los sueños y he visto esos mismos sueños a merced de toboganes que como vienen desaparecen en el abismo y el olvido. 

He leído la Biblia siete veces y puedo recitar de memoria El Génesis, el libro de Job y el Cantar de los Cantares. He bebido agua recien sacada del pozo de tesoros consumeristas para conjuro de sortilegios y sanación de males.

Qué hacer para reconocerte y escuchar tu risa en medio del rugir de estos volcanes.  Qué hacer para oir tu voz entre tanto ruido de agoreros, prevaricadores, maquiavelos, criminales y pitonisas falsas.  Cómo hallar tu estrella entre tantos mercaderes conocidos que anuncian y  promueven desde el cielo sus "business" en pancartas. Cómo leer tus versos si han sellado los libros y herido de muerte la memoria a cuchillitos de palo.

Espero tu señal a este otro lado del océano.  Nuevo fluir de relámpagos anestesiando el caos. Talvez otro milagro,  algún vestigio de sombras para el sol,  porque la realidad se ha jugado ya todas sus fichas hábiles y desde hace tiempo le han cantado capicúa.

Search

Popular Post

Blog Archive

Actualizaciones por Email

- Copyright © CANTARES -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -