Thursday, March 09, 2006





"¡Loco! ¡Loco! ¡Loco!Cuando anochezca en tu porteña soledad, por la ribera de tu sábana vendré con un poema y un trombón a desvelarte el corazón." Balada para un loco -Piazzolla


En el Buenos Aires de los días grises, en las tardecitas mórbidas y llorosas que el sol relame con lejana saudade, el loco invita y saluda frenético a las vidrieras y a la multitud que pasa indiferente a su lado, abstraída en preocupaciones banales.

El loco cruza la avenida cantando una tonada, a ratos solo silba un tanguillo de arrabal.  Ríe, canta, el loco sueña que el paraíso es Buenos Aires. Detrás varios chiquillos se mofan de sus sandalias, le arrojan cascaritas de naranjo verde y palomitas de maíz.  Pero el loco no se inmuta, sigue saludando, "loco de contento", alza banderitas rojas, se besa las manos, aplaude al mundo entero.

En la plaza que bordea la callecita de Arenales, se detiene y llora,  ríe de nuevo, y luego llora. Dice que ha perdido su muñeca de porcelana, dice que le han robado su botella de vino porteño, que Evita es su prima-hermana de sangre, que ha bailado el tango francés en los prestigiosos cafés de París, que Maradona es su ángel de la guarda reencarnado, "el tango es un merengue convertido en balada cursi , Borges se hacia el ciego , pero en realidad veía y su aleph es toda una farsa, en los andes se esconde Hitler, los dioses dirigen el universo desde las pampas."

Luego yergue las manos, simula empuñar una bandera gritando:

Soy el Aleph de buenos aires,
nieto de Perón,
el restaurador de la gloria porteña.

Al par que grita su genealogía de abolengo, en lejanía, el sol ejerce su ritual  de despedida al ocultarse lentamente entre cirros y nubosidades. 
El loco mira de reojo el crepúsculo y se apresura a recoger sus baratijas, flecos, cántaros vacíos, el saco con pedazos de manzanas podridas, las revistas ajadas, los panecillos con moho


Se apresura, debe retirarse cuanto antes, debe huir, esconderse,.  Sabe que la noche es la locura de la vida, y los locos en Buenos Aires solo son cuerdos en el transcurrir del día.

4 Responses so far.

  1. La maravillosa versión en directo de esta canción, interpretada por Astor Piazzolla y su grupo y cantada por Roberto Goyeneche, corrió muchos años por mi casa grabada por una amiga en un cassete. Buscamos el CD durante años, hasta que fue reeditado y pudimos comprarlo, ¡qué maravilla! Salu2.

  2. un sol says:

    siempre es una alegría alguna cosa de piazzola.

  3. This comment has been removed by a blog administrator.
  4. Si, Rosa de acuerdo contigo en lo de las comillas.
    Pareciera que conozco mucho de Buenos aires al escribir sobre ello.
    Pero solo le conozco por arribita en una visita relampago.

Search

Popular Post

Blog Archive

Actualizaciones por Email

- Copyright © CANTARES -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -