Wednesday, November 09, 2005


La vida moderna es una verdadera vorágine de múltiples ocupaciones y quehaceres. El tiempo se nos va de prisa y sin darnos cuenta.   Cuando los  asuntos por hacer,  compromisos por cumplir,  trabajo que  terminar nos desesperen, detengámonos un poco y envolvámosnos en la serenidad que viene del silencio.  El poema Desiderata,  al inicio nos exhorta:  "Camina plácido entre el ruido y la prisa y piensa en la paz que se puede encontrar en el silencio. 

Juan Ramón Jiménez, aquel  poeta lírico,  español y a la vez latinoamericano, sostiene que  en medio de todas las distracciones habidas y por haber, podemos, si queremos, "cojer lo eterno con la mano .

Hora inmensa
(A Óscar Esplá, compositor)


Sólo turban la paz una campana, un pájaro...
parece que los dos hablan con el ocaso.
Es de oro el silencio. La tarde es de cristales.
Mece los frescos árboles una pureza errante.
Y, más allá de todo, se sueña un río límpido
que, atropellando perlas, huye hacia lo infinito...
¡Soledad! ¡Soledad! Todo es claro y callado...
Sólo turban la paz una campana, un pájaro...
El amor vive lejos... Sereno, indiferente,el corazón es libre.
Ni está triste, ni alegre.Lo distraen colores, brisas, cantos, perfumes...
Nada como en un lago de sentimiento inmune...
Sólo turban la paz una campana, un pájaro...
¡Parece que lo eterno se coje con la mano!


(De El silencio de oro)


3 Responses so far.

  1. Magda says:

    Y vaya que sí, la vida se va en un ir y venir, siempre con prisas, el tiempo alcanza para poco. Por más que queramos no podemos hacer una pausa en el camino... aunque deberíamos.

    Cuando se acaba de leer el poema se siente como paz, armonia, tranquilidad ¿verdad?

    Muchos saludos, Joel.

  2. Osvaldo says:

    Joel

    otra vez gracias, gracias por permitirme reposar cada vez que me detengo en tus palabras.

    Me encantó el poema y ese recuerdo infantil tuyo trajo a mi mente la quietud de los ocasos de Valparaíso.

    Un abrazo,

    Osvaldo

  3. Hola Joel,

    Recuerdo esos comerciales de Marlboro. Cuánta nostlagia de nuestro querido pais! De estar viviendo en Rep. Dom. estoy segura que mi vida seria menos ajetreada, las noches mas silenciosas, largas y relajantes.

    Gracias por este post. Aparte de llevarme a mi vida en el Caribe me ha recordado que debo detenerme. Esta semana no he sacado tiempo para mi, no he podido disfrutar del otoño en esta cuidad tan llena de ruidos y locuras.

    Me ha encantado el siguinte verso del poema: "El amor vive lejos... Sereno, indiferente,el corazón es libre. /Ni está triste, ni alegre. Lo distraen colores, brisas, cantos, perfumes... Nada como en un lago de sentimiento inmune..."
    Que belleza!

    Estoy de acuerdo con Magda; si se siente esa paz y tranquilidad al leerlo.

    Saludos,
    Joanne

Search

Popular Post

Blog Archive

Actualizaciones por Email

- Copyright © CANTARES -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -